Los clubes de fútbol campeones invictos de Centroamérica

Historia con el Dr. Elmer López

Los clubes de fútbol campeones invictos de Centroamérica

Por Elmer López Lutz


 

Dentro del ámbito Centroamericano, son pocos los equipos de fútbol que pueden presumir que, dentro de su palmarés deportivo, esté un campeonato obtenido de manera invicta. A continuación, el listado de los clubes de fútbol campeones invictos del área.

 

Guatemala:

 

Club Tipografía Nacional en 1943, ha sido el único Campeón Invicto en la Historia del fútbol de Guatemala. Fundado en 1924 por los empleados de la casa de imprenta con el mismo nombre. Fue Campeón del Fútbol Guatemalteco en 3 ocasiones: 1943, 1944/45 y 1952/53. El equipo descendió a la división inferior en 1981, siguió descendiendo de categoría hasta desaparecer en el 2002, pero se conformó nuevamente en 2012 y actualmente juega en la 2da división del fútbol guatemalteco.

 

El Salvador:

 

Alianza Futbol Club en el Torneo Apertura 2017, es el primer y único equipo Campeón Invicto en la historia del fútbol de El Salvador. Con la partición de 12 equipos en el campeonato local, donde se jugaron a dos vueltas 22 jornadas en la fase regular, para luego disputar entre los 8 equipos mejor clasificados, la segunda etapa del torneo a eliminación directa en series de dos partidos. Los 4 ganadores disputaron las semifinales también por eliminación directa en una serie de dos partidos y los 2 equipos ganadores disputaron la gran final a un sólo partido. En el partido de la gran final, el Alianza goleó 4 a 1 al Santa Tecla. Es decir, el Club Alianza FC, para coronarse Campeón Invicto, disputó 27 partidos, con 16 ganes y 11 empates. Además, dentro de ese torneo, y hasta la jornada 16 del Torneo Clausura 2018, Alianza impuso un record de 42 partidos invicto (25 victorias y 17 empates) dentro el fútbol salvadoreño, desde el 30 de julio del 2017 hasta el 29 de marzo del 2018, cuando perdió ante el CD Audaz por 1:2.

Club Alianza FC, único equipo Campeón Invicto (Torneo Apertura 2017) de El Salvador.

Costa Rica:

 

  1. Club Sport La Libertad en 1925, fue el primer campeón invicto en la historia del fútbol de Costa Rica, con esta particularidad, el torneo tenía sólo 5 equipos participantes porque el Club Sport Cartaginés fue expulsado, así que se jugó con los 5 clubes a dos vueltas. Pero la realidad es que sólo jugaron 2 partidos, pues el resto de ellos los ganaron en la mesa al no presentarse los rivales al terreno de juego. Es decir, fue campeón con sólo dos partidos
  2. Liga Deportiva Alajuelense en 1941, torneo a una sola vuelta de 5 Es el único campeón invicto en Costa Rica que ganó los 4 partidos que disputó.
  3. Orión Fútbol Club en 1944, campeón invicto en 12 partidos que disputó con 9 victorias y 3 empates.
  4. Deportivo Saprissa en 1952, en un torneo a una sola vuelta, con 9 juegos disputados, 7 victorias y 2
  5. Carmen Fútbol Club en 1961, por conflictos internos con la Federación Costarricense de Fútbol, se disputaron dos campeonatos simultáneamente. En uno de ellos, con la participación de tan sólo 3 equipos: Carmen FC, CS Uruguay y Gimnástica Española, el Carmen FC salió campeón invicto. Cabe mencionar que en el año 2000 la UNAFUT, órgano rector del fútbol de clubes en Costa Rica, reconoció a 2 equipos campeones en 1961, el CS Herediano y Carmen.

 

Honduras:

 

1- Club Motagua, 23 de enero de 1951. Primer campeón invicto en la historia del fútbol hondureño.

La noche del martes 23 de enero de 1951, en el Estadio Nacional, Motagua se coronó por segunda ocasión en su historia Campeón Nacional de Fútbol (antes había ganado el Campeonato Nacional de Fútbol en 1948), así como también se convirtió en el primer equipo de la historia del fútbol nacional en ganar de forma invicta un campeonato. Motagua ganó inicialmente 12 de los 14 partidos de las dos vueltas del Campeonato Departamental de Francisco Morazán ante Olimpia (4 a 1 y 3 a 2), Federal (2 a 0 y 2 a 0), España (2 a 0 y 3 a 2), Nueva Era (4 a 1 y 4 a 0),

Distrito Central (6 a 2 y 2 a 1), Argentina (3 a 1) y Esfuerzo Deportivo (2 a 0). Los últimos 2 partidos de la segunda vuelta ante Argentina y Esfuerzo Deportivo no se realizaron, pues el Motagua era inalcanzable. Posteriormente se enfrentó en una Cuadrangular Final en el Estadio Nacional de Tegucigalpa a los Campeones Departamentales de Yoro (Club Comandancia), Atlántida (Club Aduana) y Cortés (Club Sula). En el primer partido se enfrentó al Club Comandancia de El Progreso, Campeón de Yoro, a quien derrotó 2 a 1. Posteriormente se enfrentó al Club Aduana de Tela, Campeón de Atlántida, derrotándolo en un emocionante partido 5 a 4. Para finalizar, se enfrentó al Club Sula de La Lima, Campeón Departamental de Cortés. Al minuto 35, cuando el marcador aún estaba empatado 0 a 0, el Club Sula se retiró del partido al no acatar una decisión arbitral, por lo que el partido fue suspendido y Motagua declarado ganador. Por lo tanto, Motagua se coronó campeón invicto, ganando 14 partidos y declarado ganador de 3 partidos más.

Su plantel: Alberto “Chicho” Quan, Alfonso “Foncho” Uclés, Adolfo “Pito” Castro, Zacarías Arzú, Amado Baños, Raúl “Joyo Chele” Barahona, Rigoberto “Coyote” Castro, Secundino “Cundo” Valladares, Alberto Bourdeth, Roberto “Gordo” Girón, Michel Fúnez, Ramiro Godoy, Manuel “Nely” Sosa, Julio César “Polaco” Barahona, Alonso “Macarrón” Laitano, Arturo “Canana” Amador y Luis Doblado.

Club Motagua, Campeón Nacional de Fútbol 1950/51 y Primer Campeón Nacional Invicto. Arriba: Raúl “Joyo Chele” Barahona, “Chico” Alegría, “Motor” Bernárdez, Ramiro Godoy, Alberto Bourdeth, “Chapín” Sosa, Alonso Laitano, “Pato” Gómez, Manuel “Nely” Sosa y Juan Velásquez. Abajo: Alfonso “Foncho” Uclés, “Popo” Godoy, Rigoberto “Coyote” Castro, Secundino “Cundo” Valladares, Zacarías Arzú, Adolfo “Pito” Castro y Mario Laínez.

2- Club Sula de La Lima, marzo de 1952.

Inicialmente, el Sula se proclamó Campeón de la Liga Seccional Limeña en una pentagonal a dos vueltas contra los equipos: Hibüeras (5 a 0 y 3 a 2), Alpha (5 a 0 y 3 a 1), Congolón (3 a 0) y Caxinas (5 a 0). Los últimos 2 partidos de la segunda vuelta contra Congolón y Caxinas no se jugaron porque el Sula era inalcanzable. Posteriormente se enfrentó al Independiente Campeón de San Pedro Sula en una serie de 3 partidos (1 a 1, 4 a 2 y 4 a 2) para salir Campeón Departamental de Cortés. En la fase final del Campeonato Nacional se enfrentó en una pentagonal a una vuelta contra Motagua Campeón de Francisco Morazán, Tela Deportivo Campeón de Atlántida, Mercaderías Campeón de Yoro y al Libertad Campeón de la Zona Sur. En su partido inicial derrotó 3 a 2 al gran favorito, Motagua en Tegucigalpa, con una soberbia actuación de su ariete Porfirio Betancourt. Posteriormente también en Tegucigalpa dio cuenta del Libertad de Amapala 4 a 0. Su siguiente víctima en el estadio Francisco Morazán de San Pedro Sula fue el Mercaderías a quien derrotó 3 a 1. Finalizó derrotando en el estadio Morazán al Tela Deportivo 1 a 0, para coronarse Campeón Invicto del Campeonato Nacional de Fútbol 1951/52. El Sula disputó 13 partidos, de los cuales ganó 12, empató 1 y se le declaró ganador de 2 partidos no disputados.

Su Plantel: Eduardo “Amayita” Amaya, Lorenzo “Manito” Cruz, Gilberto “Leña Verde” Mendoza, Luis Alonzo “Agua de Soda” Reyes, José “Pacharaca” Mejía, Maximiliano “Ciano” García, Napoleón Deras, Arturo “Picho Pacho” Rodríguez, Porfirio Betancourt, Matías “Pando” Galindo, Tomás “Casquito” Casco, Constantino “Cara de Hacha” Bandy, Miguel Ángel “Bombillo” Ruiz, José “Crucito” López, Fernando “Nando” Coto, Héctor “Torito” Arias, Marco Tulio “Pava” Vásquez, Felipe “Nayibe” Bandy, Orlando René “Choco” Cea y Luis Crespo.

Club Sula de La Lima, Campeón Nacional Invicto de Fútbol 1951/52. Arriba: Gilberto “Leña Verde” Mendoza, José Chaparra, Lorenzo “Manito” Cruz, Maximiliano “Ciano” García, Napoleón Deras, Porfirio Betancourt, Gloria Cabús (Madrina), Marco Tulio “Pava” Vásquez, Miguel Ángel “Bombillo” Ruíz, Héctor “Torito” Arias y Luís Alonso “Agua de Soda” Reyes. Abajo: Orlando René “Choco” Cea, Tomás Casco, Antonio “Toño” Lara, Fernando “Nando” Coto, Constantino “Cara de Hacha” Bandy, Eduardo “Amayita” Amaya, Matías “Pando” Galindo, Oscar Luís Crespo, José “Crucito” López y Arturo “Picho Pacho” Rodríguez.

3- Club Olimpia Deportivo, 6 de marzo de 1961. El Campeonato de la Conspiración.

Dentro del Campeonato Nacional de Fútbol 1960/61, Olimpia con un poderoso equipo, ganó de manera invicta el Campeonato Departamental de Fútbol de Francisco Morazán a dos vueltas, 7 a 1 y 1 a 0 ante el Troya, 4 a 1 y 3 a 3 ante el Federal, 2 a 1 y 2 a 0 ante el Argentina, 1 a 1 y 2 a 1 ante Motagua, y 2 a 0 y 2 a 1 ante el Gimnástico.

Posteriormente, Olimpia debía enfrentar en la Fase Final del torneo a dos vueltas, al Vida Campeón de Atlántida, al Honduras Campeón de Yoro, al España Campeón de Cortés y al Tigre Campeón de la Zona Sur. Sin embargo, sólo se jugó un partido de la pentagonal final, el del día 11 de diciembre de 1960, donde en la ciudad de El Progreso, el Honduras le ganó 2 a 0 al España, porque el 13 de diciembre, la Federación Deportiva Extraescolar de Honduras recibió una carta de la FIFA donde se le programaba el partido de desempate contra Costa Rica por la eliminatoria mundialista a Chile 1962. El juego debía de realizarse en el Estadio Mateo Flores de Guatemala el día 15 de enero de 1961. Por lo que, la fase final del Campeonato Nacional se interrumpió, ya que por disposición de la Federación se convocó de inmediato a la Selección Nacional para este trascendental compromiso. El entrenador nacional Juan Andino escogió a los siguientes jugadores: “Pichón” Zavala, Efraín “Gato” Salinas, “Chamaco” Alegría, “Tigrillo” Rosales, “Will” García, “Furia” Solís, Carlos Cover, Reinaldo Centeno, “Pipe” Barahona, Roberto Guití, Abraham Pavón, “Cascarita” Brenes, Frank Bodden, “Chendo” Rodríguez, “Cholito” Oquelí, Andrés Ávila, Ricardo Taylor, “Nina” Guillén, “Rolin” Castillo, “Reno” Rodríguez, “Leke” Meza, “Pibe” Midence y “Calistrín” Suazo. Cabe mencionar que, de los 23 llamados, 15 eran del Olimpia.

Recordemos que la Selección Nacional de Honduras en esa eliminatoria le tocó enfrentarse contra Costa Rica y Guatemala. Honduras le ganó a Costa Rica el 4 de septiembre de 1960 en Tegucigalpa 2 a 1 (los dos goles por los olimpistas “Calistrín” Suazo y Ronald Leaky), pero perdió el 11 de septiembre 5 a 0 en San José. Posteriormente, el 25 de septiembre de 1960 en Tegucigalpa, empató con Guatemala 1 a 1 con gol de “Calistrín” Suazo.

El 2 de octubre de 1960 Honduras se presentó en la cancha del Estadio Mateo Flores de Guatemala para el partido de vuelta. Sin embargo, Guatemala debido a problemas internos, no se presentó a jugar. Por lo que la FIFA (hasta después de dos meses en los que Guatemala cabildeó para reprogramar el partido), el 13 de diciembre, por fin le otorgó los dos puntos a Honduras y eso le permitió empatar con 5 puntos el primer lugar con Costa Rica (Costa Rica le ganó a Guatemala su partido en San José 3 a 2 y empató 4 a 4 en Guatemala). Esto obligó a jugar ese partido de desempate el 15 de enero de 1961 en Guatemala, en donde Honduras quedó al margen de la eliminatoria, al perder contra los ticos por 1 a 0.

Hasta entonces (el torneo estuvo detenido 2 meses), se trató de reiniciar la Fase Final del Campeonato Nacional, reprogramándose el juego de vuelta entre el España y el Honduras para el 5 de febrero de 1961. Sin embargo, el 5 de febrero, el Honduras no se presentó a jugar a San Pedro Sula. Sin siquiera avisar, dejó a los aficionados sentados esperando en las gradas del Estadio Francisco Morazán. Ello provocó también que el Club Vida, aduciendo que las competencias finales del campeonato debían haber terminado en 1960 y que, debido a problemas económicos por la prolongación del mismo, se retirara también de la competencia. Además, la presión ejercida por el resto de clubes no involucrados en esta etapa final por iniciar el nuevo campeonato (el cual inició 2 semanas después), también tuvo su efecto. Todo fue una conspiración contra el equipo que había demostrado una marcada superioridad, al que todos sabían que no podían ganarle en la cancha, al que, por representar a su país, casi lo pierde todo. Mal paga el diablo a quien bien le sirve.

Al fin, el 6 de marzo de 1961, la Federación, resolvió finalmente declarar desierta la Etapa Final del Campeonato Nacional 1960/61, y como procede, tras los retiros de los equipos contendientes; declarar Campeón al equipo Olimpia, lo que le aseguró prolongar por cuarto año consecutivo su condición de Campeón Nacional de Honduras. Olimpia se coronó al ganar de forma invicta el torneo, con 10 partidos disputados, 9 victorias y 1 empate.

Su plantel era: Ricardo “Chendo” Rodríguez, “Will” García, Andrés “Salinitas” Salinas, Ronald Leaky, Abraham Pavón, Efraín “Batallón” Zavala, Carlos “Rolin” Castillo, Jorge “Pichón” Zavala, Fernando “Cascarita” Brenes, Marco Antonio “Tigrillo” Rosales, Carlos Alberto “Furia” Solís, Carlos “Leke” Meza, Ricardo Taylor, Felipe “Pipe” Barahona, René “Reno” Rodríguez, Efraín “Gato” Salinas, Alonso Lanza, Fausto “Chino” Yu Shan, Carlos “Calistrín” Suazo, Reinaldo Centeno y Federico “Lico” Budde.

Club Olimpia Deportivo, Campeón Nacional Invicto de Fútbol 1960/61. Arriba: Víctor “Chiquín” Hernández, Felipe “Pipe” Barahona, Ricardo “Chendo” Rodríguez, “Will” García, Abraham Pavón, Carlos Alberto “Furia” Solís, Marco Antonio “Tigrillo” Rosales, José “Chepe” León Najarro y Carlos Padilla (Entrenador). Abajo: Andrés Salinas, Carlos “Rolín” Castillo, Efraín “Batallón” Zavala, Ronald Leaky, René “Reno” Rodríguez y Fernando “Cascarita” Brenes.

4- Club Vida de La Ceiba, 10 de diciembre de 1962.

El Vida inició ganando el Campeonato Local de La Ceiba a dos vueltas contra el Atlántida (9 a 0 y 2 a 1) y contra el Victoria (4 a 0 y 4 a 1). Posteriormente se enfrentó al Club Palermo, Campeón de Tela (6 a 0 y 5 a 0) para ganar el Campeonato Departamental de Atlántida. A continuación, el Vida enfrentó en una triangular a una vuelta al Honduras, Campeón Departamental de Yoro (1 a 0) y al Platense, Campeón Departamental de Cortés (3 a 3). El Honduras en el partido restante de la triangular, dio cuenta del Platense 3 a 1. Con este resultado el Vida con 3 puntos, se coronó Campeón Regional de la Zona Norte, tocándole disputar el Título Nacional contra el Salamar de San Lorenzo, Campeón Regional del Centro Sur, quien sorpresivamente y contra todos los pronósticos había eliminado al favorito, el Federal de Tegucigalpa. El Vida le ganó el primer partido de visita al Salamar 3 a 2 en Tegucigalpa y lo goleó en La Ceiba 4 a 0.

Por lo tanto, el Vida, Campeón Nacional Invicto de Fútbol 1962, disputó 10 partidos, ganó 9 y empató 1.

Su plantel era: Pablo “Chita” Arzú, Israel “Gato” Juárez, Salvador “Vayoy” Hernández, Rogelio López, Alemán, Pedro Canales, Carlos Hernández, Nilmo Edwards, Jesús “Chuna” Blanco, “Kiro” Brooks, Alonso Gallegos, Arístides “Cacabancha” Maradiaga, Heriberto Gutiérrez, Mario Lamelas, Alberto “Campeón” Amaya, “Pierna” Padilla, y Cristóbal “Craquita” Brooks.

Club Vida de La Ceiba, Campeón Nacional Invicto de Fútbol 1962: “Campeón” Amaya, Tomás Meléndez, Rolando Cedeño, Augusto Oviedo, Pedro Canales, Salvador “Vayoy” Hernández, “Pierna” Padilla, José Sikaffy (Directivo), Arístides “Cacabancha” Maradiaga, “Kiro” Brooks, Antonio “Toño” Genizoti, Luís Rodríguez, Heriberto Gutiérrez, “Gato” Juárez, Pablo “Chita” Arzú Mario Lamelas y Jesús “Chuna” Blanco.

5- Club Olimpia Deportivo, 2 de febrero de 1964.

Olimpia, primero se coronó Campeón Departamental de Francisco Morazán al ganar los 10 partidos de las dos vueltas contra: Motagua (3 a 2 y 3 a 1), Federal (3 a 0 y 2 a 0), Troya (5 a 0 y 1 a 0), Argentina (3 a 0 y 5 a 1) y Atlético Indio (2 a 0 y 1 a 0). Luego en una triangular se coronó Campeón Regional del Centro Sur al derrotar al Chorotega, Campeón de Choluteca (10 a 0) y al Libertad, Campeón de Valle (3 a 2). Disputó la gran final del Campeonato Nacional de Fútbol 1963/64 jugando una serie de 3 partidos contra el España, Campeón Regional del Norte (0 a 0 en San Pedro Sula, 1 a 0 en Tegucigalpa y 0 a 0 en Tegucigalpa). Olimpia Campeón Invicto de Fútbol 1963/64, logró la hazaña al jugar 15 partidos, ganar 13 y empatar 2.

Su plantel: Roberto Crisanto “Manga” Norales, Fernando “Cascarita” Brenes, Federico “Lico” Budde, Gilberto Aquino, Roberto Hernández, Carlos Alberto “Furia” Solís, Donaldo “Coyoles” Rosales, Carlos “Rolin” Castillo, Raúl Suazo, Samuel Nolasco, Ricardo Taylor, Reinaldo Centeno, Marco Antonio “Tigrillo” Rosales, Arnox “Nax” Chessman, Felipe “Pipe” Barahona, Carlos “Calistrín” Suazo, Marco Antonio “Pibe” Midence, Jorge Bustillo, René “Reno” Rodríguez, Augusto “Royal” Álvarez y Carlos “Leke” Meza.

Club Olimpia, Campeón Nacional Invicto de Fútbol 1963/64. Arriba: Carlos Padilla (Entrenador), Reynaldo Centeno, Marco Antonio “Tigrillo” Rosales, Carlos “Calistrín” Suazo, Felipe “Pipe” Barahona, Carlos Alberto “Furia” Solís, Roberto Crisanto “Manga” Norales y Conrado “Bumbulín” Zúniga (Kinesiólogo). Abajo: Ricardo Taylor, Raúl Suazo, Marco Antonio “Pibe” Midence, René “Reno” Rodríguez y Donaldo “Coyoles” Rosales.

6- Club Olimpia Deportivo, 13 de julio de 1970.

Bajo la dirección técnica de Carlos “Calistrín” Suazo Lagos, Olimpia se coronó como el único Campeón Invicto del Fútbol Hondureño desde que, en 1965 dio inicio el formato actual auspiciado por la Liga Nacional de Fútbol Profesional de Honduras.

El torneo inició el 22 de junio de 1969 y finalizó el 15 de marzo de 1970. Se jugó entre 10 equipos participantes a tres vueltas en la modalidad de todos contra todos. Los resultados obtenidos por Olimpia fueron:

Primera Vuelta: 22/6/69 Tegucigalpa: Olimpia 3 vs Atlético Indio 0 (goles de “Verde” Aceituno, “Mon” Paz y “Chino” Aguilar), 13/7/69 La Ceiba: Vida 1 vs Olimpia 2 (“Shula” Gómez y “Juanín” Lanza), 17/8/69 San Pedro Sula: España 0 vs Olimpia 1 (Raúl Suazo), 31/8/69 San Pedro Sula: Lempira 1 vs Olimpia 1 (“Juanín” Lanza), 14/9/69 Tegucigalpa: Olimpia 3 vs Marathón 2 (Jorge Urquía, “Mon” Paz y “Chino” Aguilar, 18/9/69 Tegucigalpa: Olimpia 0 vs Motagua 0, 21/9/69 Tegucigalpa: Olimpia 3 vs Platense 3 (“Mon” Paz, Jorge Bran y Jorge Urquía), 28/9/69 San Pedro Sula: Progreso 0 vs Olimpia 1 (“Mon” Paz) y 5/10/69 Tegucigalpa: Olimpia 1 vs Victoria 1 (“Mon” Medina).

Segunda Vuelta: 19/10/69 Tegucigalpa: Olimpia 2 vs Victoria 0 (dos de Jorge Urquía), 26/10/69 San Pedro Sula: Platense 1 vs Olimpia 1 (“Reno” Rodríguez), 9/11/69 Tegucigalpa: Olimpia 3 vs Progreso 0 (dos de Jorge Urquía y “Reno” Rodríguez), 13/11/69 Tegucigalpa: Olimpia 1 vs Motagua 0 (Jorge Bran), 16/11/69 San Pedro Sula: Marathón 1 vs Olimpia 2 (Jorge Urquía y “Coyoles” Rosales), 23/11/69 Tegucigalpa: Olimpia 0 vs Vida 0, 11/12/69 Tegucigalpa: Olimpia 2 vs Atlético Indio 0 (Jorge Urquía y Jorge Bran), 14/12/69 Tegucigalpa: Olimpia 2 vs Lempira 1 (Jorge Urquía y Jorge Bran) y 21/12/69 Tegucigalpa: Olimpia 1 vs España 0 (“Mon” Paz).

Tercera Vuelta: 18/1/70 San Pedro Sula: España 1 vs Olimpia 2 (Jorge Urquía y Jorge Bran), 25/1/70 Tegucigalpa: Olimpia 2 vs Marathón 1 (Jorge Urquía y Jorge Bran), 1/2/70 Tegucigalpa: Olimpia 0 vs Atlético Indio 0, 8/2/70 Tegucigalpa: Olimpia 1 vs Platense 1 (Jorge Urquía), 15/2/70 Tegucigalpa: Olimpia 1 vs Motagua 1 (Jorge Bran), 22/2/70 La Ceiba: Vida 0 vs Olimpia 1 (Jorge Urquía), 1/3/70 Tegucigalpa: Olimpia 0 vs Victoria 0, 8/3/70 San Pedro Sula: Lempira 1 vs Olimpia 2 (“Tonín Mendoza y “Nuco” Aguilar) y 15/3/70 San Pedro Sula: Progreso 0 vs Olimpia 0.

Olimpia jugó 27 partidos, con 16 victorias y 11 empates, con 38 goles a favor y 16 en contra para acumular 43 puntos. Motagua terminó segundo a 8 puntos de diferencia y el Progreso fue el equipo descendido al acumular tan sólo 17 puntos.

También, dentro de este campeonato invicto, está la racha de más partidos sin perder de un equipo en la historia del fútbol hondureño, pues Olimpia se mantuvo invicto durante 40 partidos seguidos (con 24 victorias y 15 empates, 121 goles a favor y 19 goles en contra), desde el 9-9-68 al 2-8-70.

Club Olimpia, Campeón Invicto de Fútbol 1969/1970. Arriba: Samuel Sentini, Juan Isidro “Juanín” Lanza, Héctor Pacheco Molina, Juan Ventura “Gata” López, Marco Tulio “Coyol” López, Donaldo “Coyoles” Rosales, Raúl Suazo Lagos, Adalberto Quijano, Miguel Ángel “Shinola” Matamoros, Marco Antonio “Tonín” Mendoza y Alexander “Nina” Guillén. Abajo: Jorge Urquía, Juan Manuel “Chino” Aguilar, Ramón “Mon” Medina, Arnulfo “Nuco” Aguilar, Domingo “Toncontín” Ferrera, Jorge Bran Guevara, Amílcar “Verde” Aceituno, Selvin Cárcamo, Ángel Ramón “Mon” Paz y Conrado “Chorotega” Flores. Faltaron en la foto: Rafael Dick, José Estanislao “Tanayo” Ortega, Juan Ramón Lagos y Roberto Crisanto “Manga” Norales.

Por tanto, la historia del fútbol centroamericano registra a Olimpia, como el único equipo campeón invicto en 3 ocasiones (1961, 1964 y 1970), así como en una ocasión cada uno, a 10 equipos más: Tipografía Nacional de Guatemala (1943), Alianza de El Salvador (Apertura 2017), los Clubes de Costa Rica: Club Sport La Libertad (1925), Liga Deportiva Alajuelense (1941), Club Orión FC (1944), Deportivo Saprissa (1952) y Carmen FC (1961); y los Clubes de Honduras: Motagua (1951), Sula de La Lima (1952) y Vida (1962), se coronaron como Equipos Campeones Invictos del Fútbol de Centro América.


Reflexión:
Es hasta divertido ver que en Costa Rica declaren campeones invictos de un campeonato a un equipo que sólo disputó dos partidos y a otro que ganó un torneo con tan sólo 3 equipos participantes, así como que reconozcan a dos equipos como campeones nacionales de manera simultánea. Sin embargo, los costarricenses tienen estos acontecimientos registrados como oficiales, porque constituyen su historia deportiva y de la cual ellos se enorgullecen. En nuestro país ocurre todo lo contrario, pese a que el Campeonato Nacional de Fútbol celebrado en 1928, así como los 17 Campeonatos Nacionales de Fútbol celebrados entre 1947 a 1964 fueron Torneos Oficiales reconocidos por el Congreso Nacional y los Organismos Deportivos de su época, inclusive con el aval de la FIFA. Ahora resultó que, un puñado de dirigentes cegados por el dolor de la felicidad del vecino, pretenden desconocer y enterrar la historia de nuestro fútbol. Pero la historia nadie la puede ocultar, siempre estará allí, para señalar, para corregir, para hacer justicia, pero, sobre todo, para que alguien la cuente tal como ocurrió.